La cara oculta de la educación


¿Has visto “La Educación Prohibida”? ¿Sabes quién es Rudolf Steiner? ¿Conoces el viaje en bici de Diego, Diana y Jara? ¿Crees que las escuelas matan la creatividad?

El 37 te invita a la última sesión de las Jornadas “Educación: ayer, hoy y mañana” en La Espiral Espacio Cultural (Aranjuez) el próximo jueves 26 a las 19:30h. En “La cara oculta de la educación”, Candela Gorostiza (asteroide37) y Olga Beltrán (maestra en la Escuela Waldorf de Aravaca) sacarán a la luz lo más oculto de la educación.

Cartel 4


El verbo leer no soporta el ‘modo imperativo’


matilda-reading

“Del número 37 podría deciros que es el décimo segundo número primo, después del treinta y uno y antes del cuarenta y uno. También, podría contaros que es el quinto número primo de la suerte y el primer número primo irregular. Además, podría añadir que el 37 es el número atómico del rubidio y la signatura de los libros de educación en las bibliotecas. Al final, volvemos a los libros, como aquél que un día encontré en una estantería cuando tenía nueve años…”

Si esta historia empezó con un libro no es difícil suponer que era inevitable volver a ellos, si es que nos separamos alguna vez. Así surge biblioteca37, el espacio donde podrás intercambiar recomendaciones de libros sobre “la cara oculta de la educación” con los habitantes del asteroide37.


Salvados por Finlandia


cuestion-de-educacion-sistema-finlandes-jordi-evole-salvados-la-sexta-europa-press-05022013.thumbnail

¿Debería la educación ser una cuestión de Estado? ¿Es importante que los profesores participen en las reformas educativas? ¿Crees que los profesionales de la educación en España están lo suficientemente valorados? ¿Puede la televisión despertar la motivación de los niños hacia la lectura?


asteroide01: Esto no es Finlandia (aunque lo parezca)


“Uno de los ejes fundamentales de la escala de valores de los finlandeses es el desarrollo personal como ser humano. Valoran a las personas por lo que son y hacen, y no por lo que fueron sus padres o por el grupo social al que pertenecen”. Xavier Melgarejo “Gracias, Finlandia” 

 

Casi 4000 km al sur de Helsinki se encuentra una colonia de 25.000 finlandeses, la mayor colonia finlandesa fuera de los países nórdicos. Estos finlandeses del sur cuentan con una radio propia, publicaciones en finés, informativos en la tele local en su lengua y un colegio con su sistema educativo, de hecho, es el único colegio finlandés de toda España y el único fuera de las fronteras de ese país del noreste de Europa que se extiende hasta el Bachillerato. Por eso, y por más motivos que iréis descubriendo a lo largo de este viaje lo llamaremos “asteroide01″.

906688_10205194024466252_227504618451769725_o

El “asteroide01″ es un cole muy diferente a los nuestros. Lo es por la originalidad de ciertas asignaturas de su currículum, sus descansos de 15 minutos entre clase y clase, el uso del juego y la belleza como elementos pedagógicos, la posibilidad de aprender 5 idiomas, la horizontalidad de las relaciones entre alumnos y profesores y la libertad pedagógica y el prestigio social de los docentes.


I Jornadas sobre Educación: “Educación: ayer, hoy y mañana”


educacion (1)

Tengo el placer de comunicaros que mañana dan comienzo las Jornadas sobre Educación que asteroide37 está organizando junto a la asociación cultural “EspiralARTE”. Las jornadas “Educación: ayer, hoy y mañana” tendrán lugar los días 5, 12, 19 y 26 de febrero a las 19:30 en la propia Espiral (C/Abastos, 4C, Aranjuez).


Para que siempre veas el elefante dentro de la boa


Cuando yo tenía nueve años vi un libro en una de las estanterías de mi casa con una portada que cautivó mi atención. En ella salía un niño de cabellos dorados en un pequeño planeta, un poco más grande que una casa, con flores, volcanes y árboles. Al abrirlo vi que además de letras tenía dibujos, así que empecé a leerlo. En esa época yo tenía mucho tiempo para leer, también lo tenía para jugar, incluso para “perderlo”. La prisa aún no formaba parte de mi vida, y cuando uno se viste despacio puede disfrutar de las cosas.

No os voy a engañar diciéndoos que llegué al trasfondo filosófico de Saint-Exupéry en ese momento; en nuestra primera cita, El Principito y yo sólo jugamos.

Algunos años después, este libro volvió a caer en mis manos, en mis ojos y en mi cerebro, pero ya de otra manera. En aquel entonces, yo seguía viendo el elefante dentro de la boa, así que aún no estaba todo perdido. A lo largo de mi viaje con este niño, me di cuenta de que no quería volverme “gente seria” como los habitantes de los asteroides que íbamos visitando.

Hace unos meses, todo seguía sin estar perdido, tanto que encontré dos cosas: a muchos, muchos, muchísimos habitantes de distintos asteroides que compartían con este niño la manera de ver el mundo, y conmigo, y contigo, por supuesto; y la forma de contar el nuevo viaje que íbamos a emprender para conocerlos a todos. Nuevo porque será diferente y porque ahora contamos con más viajeros, contigo, por supuesto.

Sombrero